Las mujeres en el impresionismo: inspírate en ellas para tu vestido de novia | Laura Malingraux

Las mujeres en el impresionismo: inspírate en ellas para tu vestido de novia

Arte y moda han ido siempre de la mano. La representación de mujeres distinguidas en las famosas pinturas de Sorolla, Charles Courtney Curran o Howard Rogers ha inspirado a numerosos diseñadores y han vestido a las protagonistas de las bodas más conocidas.

La concepción de la belleza en la mujer ha ido cambiando a lo largo de los siglos, pero hay cualidades que se repiten reiteradamente tanto en la pintura y en la Alta Costura, como en el mundo de las bodas: la elegancia mediante la naturalidad y la delicadeza.

Hoy en día, los vaporosos tejidos, las sutiles transparencias y el cuidado minimalismo de las protagonistas de las pinturas famosas, representan, más que nunca, a la mujer moderna. Arte y moda se funden para sintetizar las cualidades más universales de la belleza femenina en diseños adaptados a nuestros días.

¿Quieres saber más de las mujeres elegantes que pueblan los cuadros de estos artistas? Sigue leyendo, y ¡toma ideas!

 

JOAQUÍN SOROLLA: LUZ Y TRANSPARENCIAS

Las obras de este pintor valenciano de finales del siglo XIX vienen a capturar una de las cualidades más destacables de su ciudad natal: la luminosidad mediterránea y cómo esta afecta a los objetos cotidianos y personas.

Sorolla Estudió dibujo en la Escuela de Artesanos de Valencia, y años después, tras el éxito de sus primeras exposiciones, viajó a París, lugar donde conoció de cerca el arte impresionista.

En 1889 Joaquín Sorolla y su familia se mudaron a Madrid y, en tan sólo cinco años, alcanzó gran renombre como pintor. Más tarde, viajó de nuevo a París, donde desarrolló un estilo pictórico que ha sido llamado «luminismo», su signo de identidad a partir de entonces. Comenzó a pintar en entornos naturales y al aire libre, dominando con pericia la luz y combinándola con escenas del día a día de la vida en la costa mediterránea, poniendo especial atención en la representación de féminas y su vestimenta.

A lo largo de su obra, podemos observar sus características mujeres elegantes vestidas de blanco en paisajes acariciados por el sol levantino. Vemos cómo la luz se refleja en sus vestiduras, enfatizando los brillos y las transparencias, que le otorga a las protagonistas de sus pinturas un aura de tranquila distinción, así como una una tenue delicadeza.

En Laura Malingraux, tratamos de trasladar todo esto a nuestro estilo. Aprovechamos la estrecha unión entre arte y moda para inspirarnos a la hora de crear cada vestido de novia, madrina e invitada, porque hay prototipos de belleza femenina que son atemporales.

Seguimos la máxima de menos es más, prestando una exquisita atención a los detalles, las sutilezas y los tejidos que hacen del todo un conjunto armonioso de cuidada elegancia. ¿Qué mejor, para tu día especial?

 

CHARLES COURTNEY CURRAN: LA NATURALIDAD DE LA ELEGANCIA

Este pintor estadounidense de finales del siglo XIX, se caracteriza por sus retratos femeninos de estilo impresionista y su cuidada representación de paisajes y naturaleza.

Courtney Curran estudió en la National Academy of Design de Nueva York, y tras su estancia en Francia, su pintura quedó altamente influenciada por el impresionismo.

El signo de identidad de Charles Courtney Curran, es la representación de mujeres, vestidas con sencillos y volátiles estilismos, situadas en paisajes de la campiña inglesa, al aire libre, rodeadas de flores.

A día de hoy, podemos observar que las últimas tendencias de novia se desprenden de su encorsetado pasado para encontrar en la naturalidad y ligereza su máxima expresión de distinción, feminidad y lujo.

En este caso, lo que más nos inspira son los accesorios, imprescindibles para cualquier look de boda, tanto de novias como de invitadas. Los sombreros de ala ancha, tocados de flores, abanicos y sombrillas, no sólo se llevan mucho, sino que su correcta elección y manejo son símbolo de elegancia y distinción.

 

HOWARD ROGERS: LA BELLZA ES ALGO SUTIL

Nacido en California en 1932, destaca por su labor como ilustrador publicitario para importantes medios de prensa, como la revista Cosmopolitan y Reader’s Digest.

Con un estudiado y sutil toque de color logra que, sus elegantes mujeres, irradien sensualidad y distinción con la máxima simplicidad.

En Laura Malingraux, al igual que a Rogers, nos encanta dar sutiles toques de color a los vestidos, creando así sugerentes contrastes mientras se mantiene una sencillez exquisita, para lograr un vestido inolvidable a la vez que innegablemente elegante.

 

RICHARD JOHNSON: DELICADEZA EXUBERANTE

Este pintor e ilustrador contemporáneo originario de Chicago, mezcla en su estilo lo prerrafaelita, el expresionismo contemporáneo y arte abstracto.

Las mujeres que pueblan su obra, están rodeadas de fondos profusos, tanto en gama cromática como en elementos; principalmente florales y naturales. Con un estallido de color, muestra mujeres elegantes en delicadas y cuidadas poses, caracterizadas por los pequeños gestos y sutiles expresiones. La vestimenta mantiene una delicada sencillez con detalles muy cuidados como los pliegues de la ropa, un accesorio destacable o las texturas de los tejidos.

En las bodas más sofisticadas, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. La novia pone especial atención no sólo a los grandes rasgos de su atuendo, sino también a las pequeñas cosas que conforman la totalidad del look.

 

Por tanto, arte y moda han ido siempre de la mano, antes y ahora; para dar con las mejores soluciones estéticas e ideas frescas en conjunto con otras atemporales.

Las últimas tendencias en bodas se caracterizan por la ligereza de los conjuntos. La novia actual es bella en su mayor sencillez. En nuestro atelier, tomamos nota de la estrecha relación entre arte y moda y su repercusión en las tendencias actuales para ayudarte a dar con el diseño del vestido de tus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *