El mundo de la moda está de luto. Las grandes pérdidas del último año | Laura Malingraux

El mundo de la moda está de luto. Las grandes pérdidas del último año

Esta semana, queremos rendir homenaje a tres grandes genios del siglo XX, que nuestro sector ha perdido en los últimos 12 meses. Tres pérdidas demasiado seguidas, que nos dejan desoladas y casi huérfanas.

KARL LAGERFELD

El gran Kaiser de la moda, fallece el pasado 19 de febrero de 2019, a los 85 años de edad. La industria de la moda no puede sentir más profundamente, la pérdida de un magnífico diseñador, que además ha creado un personaje absolutamente inconfundible. Vestido con un impecable traje negro y camisa blanca de cuello alto, que combina con sus imprescindibles: gafas de sol (hasta en lugares cubiertos) y blanca coleta.

A los 19 años, Lagerfeld se muda a París, convencido de querer trabajar en la moda. Poco después, en 1954, gana un concurso organizado por la Secretaría Internacional de la Lana, en la categoría de abrigo, su primer paso para ser reconocido en la capital Francesa, y para iniciar, a su vez, su gran rivalidad con Yves Saint Laurent.

Comienza en el atelier de Pierre Balmain, para posteriormente, ser nombrado director artístico en Patou en 1958. Casi una década después, en 1964 entra, como diseñador, a formar parte de Chloé, y un año más tarde, con Fendi, firma italiana con la que colaborará hasta su muerte. Finalmente, en 1982 se asienta en Chanel como director creativo, puesto en el que permanecerá 36 años, un record insuperable, y que marcará el inicio del mito Karl Lagerfeld.

Dicen que a una de las cosas a las que más temía Lagerfeld era la inactividad. Por eso mismo, ha querido acabar sus días trabajando hasta el último momento, supervisando cada detalle y cada puntada, algo de lo que la propia Chanel no podría sentirse más orgullosa, puesto que ella misma falleció con una aguja en la mano, pronunciando la mítica frase «así es como se muere».

ELIO BERHANYER

A los 89 años, el 24 de enero de 2019, fallece uno de los grandes referentes de la moda española, Elio Berenguer Úbeda, por todos conocido como Elio Berhanyer, el último representante de una serie de creadores clave que marcaron la moda, la cultura y la alta costura española.

Inicialmente, arranca en los escenarios realizando vestuario de teatro, para finalmente, iniciarse en el mundo de la moda con 27 años. En 1960 abre su propio atelier de alta costura en Madrid, y presenta su primera colección. Durante los años 60 y los 70, llevará sus creaciones por todo el mundo.

A finales de los años sesenta, una brutal subida de los impuestos sobre el alta costura, provoca el cierre de la gran mayoría de las casas importantes de la moda española como Pedro Rodríguez o Pertegaz. Un momento decisivo para renovarse o morir, en el que Berhanyer decide volver a cambiar de rumbo y comenzar a diseñar prêt-à-porter. Con gran éxito, presenta su primera colección en 1973, que no sólo triunfa en Europa, sino que también lo hace en Japón y en Australia. De 1972 a 1983, tras ganar varias veces el concurso, realiza los uniformes de la aerolínea española Iberia, que acabarán convirtiéndose en un icono a nivel mundial.

Berhanyer, destaca por su gran compromiso con la moda española y su evidente devoción por su país de origen, a los que nunca abandonará. A pesar de que Balenciaga quisiera llevárselo a París, Elisabeth Arden a Nueva York, o que la mismísima Maison Dior le propusiera sustituir a nada menos que Yves Saint Laurent, prefirió quedarse y apostar por España.

Se puede decir que, de todas, esta pérdida es la que nos ha afectado a nivel personal, casi como si hubiéramos perdido a un miembro de nuestra propia familia. No sólo porque se haya marchado el último de los grandes maestros de la alta costura en España o porque conozcamos a personas que han trabajado directamente con él de primera mano; sino porque nos llega al corazón su devoción por la moda española a la que nunca dejará tirada. Con orgullo decimos «Yo, de mayor, quiero ser como Elio».

HUBERT DE GIVENCHY

El 10 de marzo de 2018, a los 91 años, fallece Givenchy, una de las leyendas de la costura francesa.

Llega a París en 1944 para estudiar en la Escuela de Bellas Artes. Posteriormente, se forma bajo las agujas de grandes nombres de costura de la época: Robert Piguet, Elsa Schiaparelli o Cristóbal Balenciaga, del que fue gran amigo y admirador.

En 1952, su sueño se hace realidad finalmente, y se inaugura la Maison Givenchy. Dos años más tarde, se convierte en el primer diseñador en presentar una línea de prêt-à-porter de lujo.

A lo largo de su carrera, Givenchy tuvo la oportunidad de vestir a grandes mujeres de la historia. Jackie Kennedy, Grace Kelly, Elizabeth Taylor, y la que se convertiría en su musa y amiga, Audrey Hepburn, no dudaron ni por un segundo, en vestir su perfección. A raíz de su amistad con Audrey, nació una de las relaciones más bonitas entre la moda y el cine, y surgieron inconfundibles iconos, como el vestido negro que la actriz belga lució en 1961, en el largometraje Desayuno con diamantes.

En 1988, la firma es vendida al conglomerado del lujo LVHM, y será John Galliano quien pase a estar al frente, como director creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *