El abanico: un complemento demasiadas veces olvidado | Laura Malingraux

El abanico: un complemento demasiadas veces olvidado

Cuantas veces, nos habremos encontrado en situaciones en las que, de repente, el calor empieza a ser insoportable, y abrimos el nuestro bolso en un desesperado intento de buscar algo para que nos de aire, y acabamos abanicándonos con un flyer cutre, que, hace un momento, nos dio un transeúnte de la calle, del que no recordamos ni la cara.

Toda mujer con un mínimo de estilo, debe estar siempre en posesión de un abanico. Mas aún, si es española. Y es que, tiene delito que, viviendo en un país en el que cuenta con una grandísima presencia tradicional, y en el que además predomina el buen tiempo, no hagamos más y mejor uso del abanico. Ese complemento demasiadas veces olvidado, debería ser un imprescindible en nuestro bolso.

Originario de Oriente, este accesorio es de fabricación extremadamente delicada, algo Gigi Hand Fans conoce de primera mano.

Afincada en Toledo, Virgínia Jiménez es una historiadora del arte reconvertida en una magnífica ilustradora, que lleva dedicándose al mundo del abanico desde hace más de cinco años. Sus extensos conocimientos artísticos junto con su amplia experiencia, le permiten trasladar cualquier idea de forma brillante. Para novia, para invitada o para el día a día, sobre madera o sobre seda, los abanicos de Gigi, son el complemento perfecto para darle un aire más sofisticado a cualquier look.

Su proceso de producción, 100% artesanal, nacional y sostenible, se caracteriza por cuidar hasta el último de los detalles. Varrillas y tejidos meticulosamente seleccionados, se despliegan ante cada una de nosotras, para la creación de verdaderas obras de arte, que nos hacen desear que el verano nunca se acabe, para no dejar de utilizarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *