Las tendencias principales de vestidos de novia

EL CROPPED TOP CON FALDA

Los cropped top llegaron para quedarse, la razón, dan un toque moderno, elegante y sofisticado. Cortos y ligeramente reveladores, se combinan con faldas largas para crear looks únicos y actuales. En Laura Malingraux hemos creado el conjunto Camélia, combinando un cropped top de crep liso de color rosa palo, con una falda de capa de organza brocada floral, en colores. El resultado es un look espectacular, en el que el color blanco queda casi relegado a un segundo plano, sólo apto para las novias más atrevidas.

EL CLÁSICO RENOVADO

En contraposición a las novias que huyen de lo convencional, hay otras que lo que buscan, es algo tradicional con un toque actual. Con encajes antiguos o vestidos familiares de generaciones anteriores, estas novias, lo que quieren es añadir valor y carga sentimental a su vestido. En Laura Malingraux, además de customizar cualquier vestido antiguo, apostamos por el vestido Charlotte, un vestido de líneas neutras con incrustaciones de encajes antiguos. El velo a juego y el abanico artesanal pintado a mano, convierten este look en una propuesta fresca y rompedora, a la vez que conservadora y sutil.

EL BOHO CHIC

Después, encontramos otras novias que, ni lo uno ni lo otro, al ser más naturales y desenfadadas, tienen por objetivo lucir y potenciar su belleza natural. Los detalles florales, las transparencias y los tejidos vaporosos, son claves para la creación de ese look tan único e inconfundible. En Laura Malingraux, hemos reinterpretado el estilo con el conjunto Juliette, compuesto por un ligero vestido de gasa y guipure, combinado con una sobrefalda de tul sedoso en rosa Normandía, y con un ramo de flores silvestres que dan un aire sencillo y relajado.

EL ESTILO VINTAGE

Finalmente, nos encontramos con las novias nostálgicas, aquellas que siempre soñaron con haber formado parte de una época anterior. Aquellas que, desearían abrir el baúl de los recuerdos y encontrar un vestido con historia. En Laura Malingraux, el vestido Isabelle trata de recuperar el estilo de campiña inglesa incorporando toques originales y modernos. Con una cola postiza con más de 3000 cristales bordados a mano en color verde botella, es un diseño que hace un guiño a la atemporalidad, con el que siempre acertarás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *